viernes, 30 de diciembre de 2016

Historia de los Subalternos

TRABAJO, CAPITAL Y SALARIO MÍNIMO EN COLOMBIA

miguel angel herrera zgaib
profesor asociado, C.Política, Unal.
Director Grupo PyP, y de la SGG.

"...que la concertación sea el camino de la paz en Colombia." Clara López, mintrabajo.

"Como amiguis van a hablar por teléfono para arreglar el asuntillo del salario mínimo." Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT, diálogo con Erica Fontalvo, Caracol radio.

Ayer se cerró el tiempo para que la Comisión de concentración acordara el salario mínimo. Y no hubo acuerdo. La diferencia en materia de incremento salarial era de $13.789 pesos. Los empresarios subieron a 7%, y parte de los trabajadores, con la vocería de Julio Roberto Gómez, de la CGT, bajaron su demanda a 8,5%.

En la disidencia sigue la CUT, con su presidente Luis Alejandro Pedraza, quien se levantó de la mesa de concertación el pasado miércoles, en señal de rebeldía, y regresó con la propuesta inmodificable del 17 %.
Hoy, viernes, Gómez recordó cómo en 15 años, solo hubo concertación en 5 oportunidades, la última vez fue en 2013, cuando fue superior al 4 %, con una diferencia superior al 2% por encima de la inflación. Y señaló también que la idea es "que se vaya escalando el salario mínimo para cubrir la diferencia real del
134%".

La guerra social contra el trabajo

Esta última cifra es la que marca el deterioro del salario mínimo de los trabajadores colombianos a la fecha. Lo que convierte cada fin de año en una tragicomedia, protagonizada por el trabajo nacional frente al capital (trans)nacional.

Luis Alejandro hace la cuenta inmediata, para la defensa del incremento mínimo del 17 %, señalando cómo el IVA pasa al 19 %, y cómo el incremento de la gasolina será de $140.

En suma, la pregunta por responderse será si el incremento será o no, de $58.613 mensuales. Y Clara, quien ahora habla por teléfono/celular con el minhacienda, y con los trabajadores, y la representación de los empresarios, resalta, con un candor arrobador, que:
"En los años de negociaciones nunca existió mejor clima de concertación."

Dicho lo cual, el "milagro" de reproducir la miseria nacional lo hará el presidente Santos, por decreto. Algunos especulan que el gran anuncio sería que el salario se incrementará en 8%.

Será el parto de el capital, cuando en el 2017, se cumplirán 150 años de publicado el primer volumen de la obra cumbre de Carlos Marx, El Capital, la crítica de la economía política burguesa.

Aquí, en Bogotá, algunos activistas han propuesto agitar una campaña en defensa de la canasta familiar, vía redes sociales, para recordar que los trabajadores son la inmensa mayoría, los muchos, las multitudes subalternas.

Del cacerolazo al canastazo

Es el tiempo de pasar del "cacerolazo" al "canastazo", y que desfilemos todos hacia la Plaza de Bolívar en Bogotá, y en todas las poblaciones de Colombia, para hacer explícito este rechazo a la miseria auto-impuesta, que no hace excepción, incluso, en las zonas campamentarias de las Farc-ep.

Es lo que recordaba la internacionalista Tanja Nijmeyer, entrevistada por la radio: "Uno sí nota voluntad del gobierno...porque no hay nada preparado."

NO es posible repetir un año más la farsa de la fijación del salario mínimo, contrastada con los dividendos astronómicos en favor del capital financiero transnacional.

Porque estamos en el tiempo de construir un efectivo "cese de hostilidades", como insistirán que ocurra con el Eln, el próximo 10 de enero. A lo cual se dedicará el PDA, con los congresistas, y la dirección del Polo, según lo anunció el senador Cepeda.

Pues bien, a la calle y avenidas de las redes sociales subalternas. A agitar la canasta familiar, si se quiere pasar al posconflicto, y que como reclama la mintrabajo:

"Buscar que la concertación (con el trabajo) sea el camino de la paz en Colombia." Darle, finalmente, paso a la paz con las multitudes subalternas.

Porque conviene recordarlo, el desempleo se mantiene.

Las ciudades menos afectadas son Bucaramanga y Bogotá con 7,3%, y Barranquilla con 7,2%. Y las peor afectadas son Quibdó, 16,6%, Armenia 14,1 % y Cúcuta, 13,4%. Aunque el director del DANE, Mauricio Perfetti, en términos absolutos diga que en los últimos 16 años, que en el 2016 la tasa de desempleo se redujo al 4,1 %.

Así están las cargas del trabajo nacional a un día y pucho de la muerte del año viejo, cuandoi el capital hace cuentas alegres de la plusvalía expropiada.

viernes, 23 de diciembre de 2016

CONTRA-REFORMA TRIBUTARIA Y SALARIO MÍNIMO. LA VERDAD DE PERO GRULLO.

miguel angel herrera zgaib,
profesor asociado, C Política, Unal.

"Breve homenaje a Mariano Ospina Rodríguez"

La Unidad Nacional, presidida por el Partido de la U, vivió ayer, después de las 7 pm., la rebeldía de Cambio Radical, el partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras, precandidato a la presidencia por esta colectividad. La que se hizo "pública" de manera indirecta, el pasado jueves en los salones del Congreso.

Estos "fuegos de navidad" no pudieron apagarlos el presidente, que suspendió su viaje a Quibdó, y el coro de sus ministros, con el regordete Minhacienda dirigiéndolos.

El senador Germán Varón Cotrino se encargó de impulsar el retiro de la votación, al declararse en rebeldía contra el aumento de 3 puntos en el IVA, pretextando que ese regalo de fin de año no se le podía hacer a los colombianos. Al final la votación sobre este punto fue de 45 senadores contra 30. Votaron en contra el Centro Democrático y el PDA.

En conjunto, según la información conocida, la reforma tributaria se aprobó con 43 votos a favory 16 en contra. Para el próximo martes 27, a las 5 pm., se dará el informe de los cuatro conciliadores nombrados por el senado. Queda quebrado el principio de la equidad tributaria una vez más.

La farsa de la democracia económica vuelve a destaparse, ahora con menos pudor, y más sabor electoral; al tiempo que en la mesa de discusión del salario mínimo con las "tres partes": gobierno, empresarios y trabajadores, no se llegó a ningún acuerdo.

Los empresarios subieron a 6,7 % y los trabajadores se mantuvieron en 14 %. Todos estamos a la espera del parto de los montes del gobierno. No pocos auríspices pronostican que el gobierno señalará el 7% de aumento al salario mínimo. A lo cual, las multitudes subalternas, y una parte de ellas, la que representan los trabajadores organizados,

¿Qué harán las oscuras golondrinas?

Además de lamentarse? Es cada vez más urgente el impulso a una Constituyente Social que le de cuerpo al asunto constitucional establecido en el art. 13, que la "igualdad sea real y efectiva", para el conjunto de los colombianos.

Es urgente parar el grosero, inequitativo favorecimiento a las minorías que dominan la economía, y gobiernan en su defensa, bajo el pretexto que los beneficios se derramarán con la generosidad de las cornucopias del escudo nacional en todos los hogares, y, en particular, en la mejora de los deprimidos hogares de los muchos. Mamola!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

UNA INTERLOCUCIÓN SOBRE POLÍTICA GLOBAL Y EL MEDIO ORIENTE

El 20 de diciembre de 2016, 19:57, Fernando Dorado <ferdorado@gmail.com> escribió:
Apreciado Miguel, tema espinoso. La lección de Libia obliga a hacernos varias preguntas. Es claro que Gadafi y Bashar Al-asad son autócratas, así como lo eran Ben Ali y Mubarack. En donde hubo realmente pueblo movilizado, los imperios occidentales no tuvieron que intervenir. Pero surgen varias preguntas: ¿Por qué la Otan no interviene en Yemen en contra de la intervención saudí? ¿Por qué nunca han intervenido contra otras autócratas? 

No queda claro su posición querido Miguel. En la primera parte de su escrito pareciera que los ejércitos yihadistas financiados y apoyados por EE.UU., Francia y Turquía fueran fuerzas "rebeldes" que quieran liberar a los sirios. Si realmente fuera una amplia rebelión popular ya habrían tumbado a Al-asad.

Después, más o menos, queda la idea de que es un pueblo sometido por la intervención geopolítica y la disputa entre EE.UU. y la OTAN,y Rusia, Irán, China y Hezbolá, lo cual es cierto pero nos toca asumir una posición. Voy con el bloque de Rusia, en este caso. EE.UU. sigue siendo nuestro enemigo principal, aunque pareciera que ese tipo de alinderamiento ya no fuera oportuno. 

UNA RESPUESTA EN EVOLUCIÓN

Estimado Fernando, tus preguntas y cuestionamientos son válidos y bien orientados. Enseguida, en lo posible, responde a ellos.

SOBRE LA GUERRA CIVIL EN SIRIA  Y LA CAÍDA DE ALEPO

                                                             Primero, hago unas aclaraciones, en una telaraña de posibles confusiones, afectadas, en primer lugar, por la distancia de ambos, del teatro de los acontecimientos, y con deficiencias en los cruces de información que pueden hacerse.

A propósito de los Rebeldes

Los rebeldes a los que me refiero, lo son contra el régimen de Bashar al Asad, y distingo dos tipos: los yihadistas voceros del EI, o el Califato islámico, de una parte; y de otra, herederos de Al Qaeda, separados de este proyecto anterior, Al Nushra. En ningún caso equiparo a rebeldía con revolución, aunque pueden converger. Por ejemplo, cito el caso del ejército rebelde, en el proceso de la revolución cubana

Igualmente, es claro, que en este escenario, del orden imperial, al modo como en buena parte lo explican Negri & Hardt, no hay más "un adentro y un afuera" en las crisis nacionales tardías que observamos. Por lo que estas fuerzas representan en mi interpretación de la corriente situación dos relaciones de fuerzas que hacen oposición al régimen de al Asad, que tiene de su lado a Rusia e Irán, con la posición basculante del régimen de Turquía, que presidido por Tayyip Erdogan logró quebrar preventivamente la rebelión interna que se atribuya a Fethullah Gulen, con la complicidad y/o pasividad relativa, es lo que parece hasta ahora, de la UE, y los Estados Unidos, a la manera como ocurrió en la antigua Yogoeslavia.

Dicho lo cual, los rebeldes sunitas del Al Nusra, Jabhat Fateh al-Sham (Frente para la conquista del Levante) junto con un contingente de kurdos, Unidades de la Protección del Pueblo (YPG), ligados al Partido de los trabajadores del Kurdistán; y otras fuerzas de diversa procedencia, contrarias al régimen dictatorial de Bashar al Asad. Tienen apoyos con cuentagotas de la UE, de Estados Unidos, Gran Bretaña, quienes no quisieron ofrecer su poder aéreo, para conquistar Alepo; y hasta donde se sabe presencia de Arabia Saudita que contribuye a ambos mandos, según sus intereses de hegemón en la península, con sus socios petroleros, los Emiratos árabes unidos, más Kuwait.

Este papel regional reaccionario de Arabia Saudita está compartido con Israel, quien es el alfil estadounidense más confiable, a punta de miles de millones de dólares y respaldo atómico y de inteligencia, desde el desenlace de la II Guerra Mundial. Se trataba antes de mantener a raya a la Unión Soviética, y luego a Irán, - después del derrocamiento del Sha -, y el desencadenamiento de la revolución chíita liderada por Khomeini, que ponía en riesgo el fundamentalismo guahaví, del que provino Al Qaeda, y con el cual los sátrapas saudís mantienen la dominación ideológica sobre los subalternos peninsulares. Y el laicismo de Sadam Hussein, heredero decadente de la República árabe unida que creara Nasser, durante el florecimiento del tercer campo, el de  "Los no alineados." Esta república solamente duró de 1958 hasta 1961. 

Reaccionarios y progresistas

Dicho lo cual, queda claro que no hay una amplia rebelión popular contra al Asad, porque el campo de las fuerzas subalternas está atravesado por la división religiosa entre sunitas, entre sí, y los chiíes, para hablar del Islamismo regional. El antecedente de este desastre está en la fractura y derrumbe de la que fuera el proyecto de la República árabe unida, un intento modernizador que tuvo a Egipto y Siria como socios con la conducción de la dictadura "progresista" de Gamal Abdel Nasser, quien resolvió la crisis del canal de Suez con el apoyo de la Unión Soviética. Como respuesta a este proyecto se intentó en el mismo año la Federación árabe de Irak y Jordania, con fundamento en la dinastía Hachemita, pero no pasó del año 1958. 

Yemen del sur era un régimen progresista, con apoyos soviéticos de antaño, cuyo aplastamiento fue propiciado por los aliados occidentales en favor de sus socios petroleros encabezados por los saudíes, y se unificó con Yemen del Norte, desde mayo de 1990. Pero, claro, Siria no es un emporio petrolero, - aunque se auto-abastece, y cuenta con dos refinerías en Homs y Banias-, sino que tiene una posición estratégica de control y contención para los dos grandes bloques de poder que se disputan el oro negro. Y, comparativamente, era el país con mayor desarrollo industrial comparativo entre los países árabes, con centro en la ciudad de Alepo.

Estados Unidos nunca ha estado interesado en la denominada "primavera árabe" y su progresismo, porque tiene el poder regional de Irán y sus intereses estratégicos, hasta que propició un arreglo circunstancial durante la administración Obama, luego de sufrir un criminal bloqueo, que comenzó con la crisis de los rehenes en Teherán, desde los tiempos del "demócrata" Jimmy Carter.

La toma de posición 

Haces mención a China, conviene también tomar en cuenta a Francia, Alemania  y Turquía, que tienen juegos particulares y complementarios. Yo llamo la atención sobre este trío para el posterior desenlace de la crisis, que, en primer lugar, tiene que tomar en cuenta el hacer político de los subalternos, dentro y fuera de Siria, las dos fuerzas principales, sunitas y chiitas, así como kurdos, laicos y maronitas, cuyos intereses materiales no son coincidentes. Afectados todavía por las divisiones establecidas primero por el colonialismo otomano, el imperio turco, reemplazado luego por el imperialismo occidental con sus dos cabezas, Inglaterra y Francia; y después con la intervención estadounidense que favoreció la creación del estado de Israel en Palestina, que dejó expósito hasta hoy el proyecto de un Estado palestino cuya existencia no conviene a Israel y tampoco a Arabia Saudí, y cuya tragedia se expresa bien en la oposición entre Hamas, gobernante en Gaza, y  la OLP, gobernante en Cisjordania.

Yo estoy, igualmente, atento al quehacer y devenir de China, relativamente chantajeado por la relación económica con Estados Unidos, donde aquella se realizan los excedentes de su economía de capitalismo industrial estatal, que sigue controlado por el PCCh, heredero del reformismo modernizante de Deng Tsiao Ping, que reprime cualquier rebeldía interna, empezando por la masacre de Tienamen de 1989. Está también por verse los resultados de la Francia de Hollande, quien ya está de salida, y la Alemania de Merkel, que puede perder en las elecciones por venir.

Igual es importante conocer qué tanto de disidencia puede intentar Turquía para dejar de ser el tapón que le permita ingresar en la UE, que se le barajó por varios años. Es un peón de brega díscolo, pero ahora más alebrestado por su alianza estratégica con Rusia, que ya cobró una víctima, el asesinato del embajador Karlov en Ankara. 

Este devenir tiene mucho que ver con la conferencia de la que es anfitrión Francia, por estos días; que no quiere abandonar el juego en el Medio Oriente por nada del mundo, y que tiene un apoyo débil en la Siria de al Asad, y el Líbano de Harari, quien acaba de ser elegido con el apoyo de Hezbolá; y Jordania que quiere estar bien con todos.

Así que no me inclino por ninguno de los dos bloques en la disputa de Alepo, por lo que hablé del Misterio de  Alepo, y éste, en consecuencia, se resuelve con el grado de autonomía que puedan desplegar los subalternos en el teatro de la guerra civil en Siria, que en lo militar viene inclinándose por el gobierno autocrático de Bashar al Asad, que no es novedad en el Medio Oriente, y sus aliados circunstanciales, con la Rusia de Putin a la cabeza, que no quiere perder su baza allí emplazada, que es garantía de sus avances hegemónicos en Crimea y la disputada Ucrania, para empezar. 

Los invito a ver:  "En PlurAL" de Gramsci TV. Proyecto del Grupo PyP y la SGG, Sociedad GlobAL Gramsci.

Próxima entrega:  Subalternos: Voces de Paz y Reconciliación, el proyecto Farc  y la Paz Democrática.

Miguel  Angel  Herrera Zgaib

sábado, 10 de diciembre de 2016

UN NOBEL DE PAZ AGRIDULCE.

Miguel Angel Herrera Zgaib
Profesor asociado, C Política, Unal.

El periplo de la paz neoliberal

"El próximo martes se iniciará el movimiento de las Farc hacia las zonas veredales transitorias. Después de 90 días se iniciará la dejación de las armas. Y en 150 días, tan solo 150, todas las armas de las Farc estarán en manos de Naciones Unidas. Ese día, las Farc como grupo armado, habrán dejado de existir." Juan Manuel Santos, entrevista con Yamid Amat, ET, 4/12/2016, p. 10



Hoy, sábado, a las 7 am., hora colombiana, Juan Manuel Santos recibe el Nobel de la Paz, en el Oslo City Hall. Se concreta así el anuncio de ser el único ganador, informado al mundo el pasado 7 de octubre, después que el plebiscito que promovió como presidente fuera derrotado por su principal y más enconado rival, el hoy senador Álvaro Uribe Vélez, quien esta semana desde Washington, siguió insistiendo en que el Centro Democrático, su partido, promoverá un referendo para echar atrás todo lo acordado.

Es un hecho también, que la Corte Constitucional decidió no hacer la felicidad completa del galardonado, pues anunció que dará su "veredicto" sobre el fast track hasta el lunes 12 de diciembre. Por lo que no pocos analistas leen esto como un síntoma que los magistrados no darán la aprobación a la vía rápida a la implementación de la paz, sino que tendrá el Acuerdo de paz pasar por la suerte de las horcas caudinas de un congreso resabiado, y una oposición dispuesta a hacer "parir borugos" a los proyectos de ley que permitirán que la paz siga una trayectoria relativamente normal.

Otra cosa piensa el presidente, quien mantuvo su optimismo en la entrevista que público Yamid Amat, en El Tiempo antes de su partida para Oslo, en compañía de 30 invitados, donde viajo una importante comitiva de representantes y víctimas del conflicto armado más brutal del siglo XX. Sin embargo, no parece que en la delegación que celebrará con Santos fuera ninguna representación de las víctimas de los "falsos positivos", que según lo recordó el abogado Gustavo Gallón, alcanzan las 4190 denuncias ante la Fiscalía, y de las que apenas tienen de ellas 2241 investigaciones.

Por eso, el espaldarazo mundial que recibe la paz parcial que se discutió en La Habana, se acordó en Cartagena y se firmó en Bogotá, finalmente, en el teatro Colón, deja un sabor agridulce, e interrogantes y heridas abiertas para su implementación. En particular, de parte de quienes más la necesitan, los grupos y clases subalternas, los trabajadores, los pobres y los más pobres, los excluídos, y las minorías desfavorecidas, las multitudes, quienes a lo largo de todos estos 50 años han contabilizado la inmensa mayoría de las 260.000 muertes.

El comité que otorga el Nobel de Paz, que tiene asiento en Noruega, el país con el mejor nivel de vida del mundo, fue extremadamente prudente en premiar a una de las dos partes, porque la paz neoliberal la firmaron el gobierno y la guerrilla de las Farc-ep en Colombia. Igualmente, el mismo comité no otorgó tampoco el Nobel a las víctimas de la guerra librada.

Aquella que un expresidente en dos oportunidades se esforzó en negar su existencia. Tampoco será la martirizada Colombia quien reciba los US$ 950.000 dólares, algo más de 2900 millones de pesos colombianos, que se le entregarán en cheque a Santos, quien no tiene empacho en decir, que "Mi gran motor para mantener el esfuerzo fueron las víctimas, su dolor y su generosidad."

Mientras que el presidente hace su periplo europeo, que empieza en Oslo y terminará en Bélgica, donde lo recibirá Federica Mogherini, este lunes próximo, para lanzar de manera oficial el Fondo Fiduciario para el posconflicto, dotado con EU $ 575 millones para el apoyo del punto uno, referido al desarrollo rural integral, en Colombia, la población que tributa y trabaja recibirá el final del año con cajas destempladas, en virtud de dos asuntos cruciales.

Veamos, de una parte, la contra-reforma tributaria, que fijará los costos de la paz, en cabeza de los muchos, y, no, del 5%, que ha concentrado la mayor cantidad de la riqueza social; y de otra parte, el descarado anuncio de los gremios, quienes pretenden que el salario mínimo no pase de un aumento del 6,5%, frente a las exigencias de la dirigencia de los trabajadores que reclama al menos un 14%.

Así las cosas, las de 2016, será una navidad agria. En lo interno y en lo externo prueba que la paz que se firma, y la que se implementará de manera rápida u ordinaria, es la paz neoliberal, sin visos de avances efectivos en lo dispuesto por el artículo 13 de la Constitución, desde hace un cuarto de siglo: "que la igualdad sea real y efectiva.

La paz reformada, en virtud de los reclamos hechos por quienes lideraron el NO, dejó en parte tranquila a las fuerzas armadas y de policía, pero no a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que antes que Juampa reciba el premio Nobel, llama por tercera vez la atención al gobierno colombiano por la bestialidad cometida con los ciudadanos asesinados por los cuerpos armados.

Entonces cumplían una resolución expedida casi "en secreto" por el ministerio de defensa, cuya cabeza constitucional es el presidente, cuando la fementida "seguridad democrática" era el significante flotante, que permitía avanzar sin limitación alguna en la guerra abierta contra la insurgencia subalterna.

Llenándolo de sangre, y a la postre también, sin fórmula de juicio, de un asesinato, en la persona del principal animador del proceso de paz de las Farc-ep, luego de la muerte natural de Manuel Marulanda, quien reclamó terminar no humanizar la guerra entre colombianos.

De la Paz y los Falsos Positivos

Aquel tiempo de bestialidad inaudita fue acompañado en parte, por quien este sábado recibirá la medalla, y los honores de la paz global. Él era entonces ministro de defensa, y no adelantó ninguna acción contra la causa de las actuaciones criminales de las cúpulas castrenses. Tampoco ha ocurrido ahora, como lo reporte la Corte Penal Internacional.

Hasta febrero de 2016, recuerda Gustavo Gallón en su artículo de El Espectador, hasta febrero de 2016 hubo apenas 961 sentencias, pero ninguna en contra de los altos mandos que prohijaron esta conducta, que se quiere amparar ahora con los cambios introducidos en la justicia transicional, cercenando la fórmula de "la cadena de mando".

A hoy, se registra en el informe de la Fiscalía, hay un general cuya investigación pasó a juicio, y hay investigaciones en curso contra 14 comandantes. Todo lo anterior en conexión con al revisión hecha por crímenes de lesa humanidad, que empezó en 2004, y la que corresponde a crímenes de guerra que empezó a partir del año 2009.

La cuestión agraria, el punto uno del acuerdo de paz, asunto que le da fortaleza al proceso del posconflicto ya que busca remover la estructura afianzada de privilegios que sobreviven al periodo colonial, sin que haya ocurrido la implementación.

Pero, vió ya como el Congreso dispuesto según mayorías al fast track, hundió el proyecto de ley que señalaba el acceso al agua como derecho fundamental; al mismo tiempo el articulado de la reforma tributaria desgravó el uso del agua para los concesionarios actuales y futuros de la mega minería en Colombia.

Al mismo tiempo, se le da el espaldarazo a la agroindustria a gran escala para que las transnacionales entren a saco con la fórmula de las zidres que ahoga y sitia los proyectos de economía campesina a través de las zonas de reserva campesina, que, en cambio, ha padecido todo tipo de cortapisas y aplazamientos.

Cuando el martes se ha de producir la movilización de la guerrillerada de las Farc-ep a las zonas de concentración, es posible que Colombia se encuentre ante el hecho que la Corte Constitucional haya rechazado el fast track, y la guerrilla se encuentre entre la espada y la pared. De ocurrir aquello, tendrán los colombianos que volverse a tomar las calles, e incomodar al burgomaestre de turno, copando un espacio público de concentración y protesta legendario, la Plaza de Bolívar, para que no se le haga conejo a la paz.

Una distancia necesaria

Se marcará entonces la distancia efectiva que hay entre una paz neoliberal, y una subalterna, que requiere seguridad para la insurgencia que resistió y combatió la desigualdad y la exclusión por todos los medios a su alcance.

Una insurgencia subalterna que, con todo, no fue derrotada en el campo de batalla, pero que está a riesgo de quedar en la estacada cuando se ha dispuesto a todo por hacer la paz con su antagonista.

Para darle realidad a una política adversarial, que permita un efectivo desenlace de la crisis de hegemonía que se ha extendido, en diferentes etapas, de su brutal, sangriento inicio en la tragedia del 9 de abril de 1948.

Permitiendo, dándole cabida a la verdadera oposición, que no se reduce a las Farc-ep, por supuesto, para que en sus plurales manifestaciones exponga, debata y defienda en los espacios de representación su proyecto de sociedad inclusiva y plural, que, al parecer, pondrá en cuestión los cimientos de injusticia, exclusión y opresión que el capitalismo ha sembrado en Colombia y en otras latitudes. Para lo cual, la sociedad civil de abajo requiere y reclama seguridad de vida y efectivos espacios de participación política en la implementación de la paz.

Los invito a visitar: GRAMSCITV.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

DE LA REFRENDACIÓN A LA IMPLEMENTACIÓN.
LA ACCIÓN CONSTITUYENTE SUBALTERNA

Miguel Angel Herrera  Zgaib
Profesor asociado, C Política, Unal
Director Grupo PyP

Está en la liza la decisión de la Corte Constitucional, otro de los tres poderes públicos de la clásica división liberal, que pide más tiempo para pronunciarse sobre el publicitado fast track, para darle efectivo curso a la amnistía para las Farc-ep y a la cascada de proyectos legislativos que dotarán de real contenido a lo acordado en La Habana.

Hace varios días que el proyecto de sentencia elaborado por la magistrada Calle, no pocos presumen que se conoce, y que es favorable. Sin embargo, nada oficial existe al respecto. Otros señalan que habrá luz jurídica  para el público general el 12 de diciembre. 

Pero, crece el rumor que el asunto de la implementación, por el contrario, solo ocurrirá para marzo de 2017. El ejercicio requiere dos legislaturas. Por lo que es "impajaritable" que haya luz verde este año que ya "agoniza" con su dosis de incertidumbre. 

A la base de la discusión sigue gravitando el significado del No al Plebiscito, que asumen una considerable parte de los comentaristas y estudiosos. No pocos insisten que con el No quedó también anulado el fast track, y lo que seguiría es, dicen, el trámite ordinario de las leyes. Esto es en lugar de cuatro, ocho tiempos de trámite y debate en ambas cámaras.

Para nosotros, en el grupo de investigación PyP, todo lo ocurrido hasta hoy refuerza nuestra convicción en la persistencia de un ejercicio constituyente, que interpela, moviliza y organiza al constituyente primario, al pueblo, esto es, a la ciudadanía con derecho a la participación política, de conformidad con el art. 40 de la C. Nacional. 

Este es el sujeto soberano en los términos establecidos con la sanción y promulgación constitucional del año 1991. Pero, ahora se trata de un ejercicio constituyente social, para que avancemos en la consecución efectiva de la igualdad social, lo que exige en simultánea un ejercicio destituyente de los privilegios heredados y aumentados desde la vigencia del orden colonial.

lunes, 5 de diciembre de 2016

CONVERSANDO A PROPÓSITO DE FIDEL CASTRO Y SU FORTUNA.

EL DECIR DE LA REVISTA FORBES Y LAS PRUEBAS HISTÓRICAS DE CAPITAL Y POLÍTICA EN AMÉRICA LATINA.

miguel angel herrera zgaib
Director grupo PyP
Proyecto Sociedad GlobAL Gramsci, SGG/GGS

Estimado Juan Álvaro, el texto que incluyes en el espacio de Facebook que compartimos para examinar asuntos de coyuntura, cierra con una observación pertinente: el reclamo de Fidel de prueba directa a las conjeturas de Forbes, que no allegó en vida de Castro; y que tampoco adjunta hasta ahora. Otro tanto ocurrirá con conjeturas de cálculos de fortuna en billonarios de todos los pelambres que aparecen en sus escalafones, incluidos los colombianos, que nunca desmienten ni confirman esos escalafones: Sarmiento Angulo, Santodomingo, Ardila Lulle, los miembros del denominado "Sindicato Antioqueño".

Hace unos 30 años, un destacado economista de izquierda, Julio Silva Colmenares, intentó hacer con rigor relativo un inventario de las grandes fortunas de Colombia, con el sugestivo nombre, "Los verdaderos dueños del país".

Es un ejercicio importante a actualizar por estas calendas. Máxime cuando tenemos a exmandatarios que amenazan y amenazaron con mostrar sus declaraciones de renta, desde los tiempos del hacendista Carlos Lleras Restrepo, y hasta la fecha ninguno, que yo sepa, ha cumplido con tales amenazas.

Hay, recuerdo haberlo leido algún día, que algo ocurrió con Marco Fidel Suárez, a quien se hizo un debate por la compra de unos uniformes para las FF AA de entonces, y los cargos que se le formularon ante el congreso; y el juicio que se adelantó al exdictador Gustavo Rojas Pinilla, a quien se le señalaba de haberse apoderado de inmensos recursos públicos.

Así lo ironizaba el humorista y comediante Campitos, que lo llamaba "Gurropín". Una de cuyas presentaciones ví en el Teatro Olimpia, en Girardot, cuando tendría alrededor de siete años. Pero el general resultó absuelto en el juicio político que se le adelantó ante el Congreso. Entiendo que uno de los participantes fue el "célebre" congresista guajiro Nacho Vives, quien después le armó un debate al padre del actual alcalde de Bogotá, por sus ejecutorias al frente del Incora.

¿Cuántos siguen en mora de precisar sus bienes de fortuna, y los negociados que han fraguado combinando política y actividades privadas? Es un tipo de investigación que la Colciencias de hoy, tan entusiasmada con la competencia neoliberal en el campo de los saberes sociales, no parece entusiasmada en convocar, o sí?

Para aprovechar lo que se dice sobre nuestro vecino caribeño, el revolucionario barbudo Fidel Castro Rus, quien pudo haber dedicado su vida, con su hermano, a disfrutar de la riqueza familiar acumulada en la explotación de la caña de azúcar en los cañaduzales vecinos de Birán, donde él nació.

Aunque otros alegan ahora que Fidel nació en Santiago de Cuba, como otros en Colombia afirman haber nacido en los alrededores de la Plaza Berrío, en Medellín, en vez de ser los provincianos que en verdad fueron. De ser cierto lo primero no habría quedado lugar para darle sitio holgado a las estatuas de nuestro gran artista y escultor, que no le ha hecho una serie a la corrupción, quizás porque, no pocas veces, la historia no absuelve.