viernes, 3 de noviembre de 2017

PESQUISA SOBRE LA DEMOCRACIA SUBALTERNA

LAURA GIL: PETRO ES VISTO COMO UN CANDIDATO TÓXICO.

MIGUEL ANGEL HERRERA ZGAIB
Director XIII Seminario Internacional A. Gramsci, Ciencia Política, Unal, Noviembre 14-16.


En el programa nocturno de RCN FM, Laura dice que los candidatos afines ven a Gustavo Petro como un candidato tóxico. Ella no lo ve como posible jugador en ninguna coalición todavía.

Esto ocurre a raíz de que Clara López, va respaldada por Alianza Social Indígena, dejando a un lado la dura y costosa cuota de las firmas. Y su interlocutor, José Félix Lafourie señala, a contrario de Laura Gil, dice que sí habrá una coalición en favor de los acuerdos, y habla de la centro izquierda, tomando como punto de una convergencia al precandidato Humberto de la Calle, y pronostica que con él se juntarán Clara López, y Piedad Córdoba.

Lafourie tampoco nombra, en ningún caso a Timochenko, quien escribió ya su candidatura por la Farc. Situación esta que crispa a la derecha y a la reacción política, con las que Félix se identifica, y afirma, que el Centro Demcrático irá con parte del conservatismo, es decir, Ordóñez y Martha Lucía.

Coaliciones y outsiders

Por fuera estará Germán Vargas Lleras que irá solo a la primera vuelta. Lo que supone con este diagnóstico que hay tres jugadores solitarios: Germán, Gustavo y Rodrigo Londoño de la Farc, las siglas para Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

De otra parte, José Félix dice que habrá otra coalición, donde se reunirán Sergio Fajardo y/o Claudia o Robledo. Pero,afirma, con gran seguridad que Gustavo Petro, a pesar de la favorabilidad que sigue registrando no podrá ser candidato, por las causas judiciales y administrativas que pesan sobre él.

Laura, con quien se hizo este diálogo en la FM RCN, el viernes en la noche, no se atreve a precisar ninguna coalición por lo pronto. Ella espera a que se aquieten las aguas, pensando, claro está, en el episodio de la primera vuelta presidencial. Bajo el supuesto de que habrá una segunda vuelta.

Otro pronóstico

En este mes de noviembre, una vez surtida la consulta liberal, que le significará a la ciudadanía que tributa un desembolso de $40 mil millones, se precisarán las coaliciones.

Mi pronóstico es que se perfila un primer grupo en el campo de defensa de los acuerdos de paz, donde se perfilan dos polos de convergencia. Ellos resisten juntarse antes de la primera vuelta, de manera desafortunada, donde la izquierda debe ser la voz cantante, y no el centro como hasta ahora, pues demanda un papel protagónico al anticipar la primera coalición explícita de los tres mosqueteros, Claudia, Jorge Enrique y Sergio.

Uno de los polos en efecto es en torno a Humberto de la Calle, un liberal socializante. En él se unirán el sector de los tres mosqueteros, Claudia, Jorge y Sergio, y el partido conservador que lidera Efrain Cepeda. El otro polo de inicial convergencia, pensando en que habrá segunda vuelta tendrá a Clara, Gustavo, Piedad y Timochenko como protagonistas. Pronto tendrán que acordar reglas comunes, no más allá de este mes de noviembre.

Del otro lado, el partido de la guerra, del sometimiento de la insurgencia subalterna, bajo la repetida afirmación que ésta fue derrotada militarmente, contrariando las evidencias recolectadas a partir de 2008, se alinea el grupo de derecha y reacción, quienes son los opuestos abiertos o encubiertos a la paz neoliberal que fue la pactada por Santos con las Farc-Ep, hoy convertida en el partido legal la Farc.

Dentro de esta alianza, en proceso de consolidación, cuasi clandestina, se definen mientras tanto dos escenarios de coalición: el que lidera Álvaro, al que se adhiere parte del conservatismo de Andrés Pastrana y Martha Lucía Ramírez, por una parte; y el que conduce el candidato Germán Vargas Lleras, que tiene como palafrenero a Cambio Radical y parte del liberalismo costeño, que actúa agazapado bajo el cobijo de la familia Char.

El llamado a un Frente Común

Este sector de la derecha y la reacción, dispuesto a continuar la guerra por otros medios, y a hacer trizas la JEP; a desmontar en lo posible y desprestigiar hasta lo imposible lo acordado en La Habana atiende a la carrera de observación de sus rivales.

Porque ambos capitanes de escuadra están tentados a ganar en la primera vuelta, si las fuerzas democráticas, de izquierda y centro no logran encontrar una fórmula que los una en la diversidad para darle viabilidad y flexibilidad a un Frente Común por la paz.

Para que esto último ocurra es estratégica la demanda que hagan los movimientos sociales, en particular las estructuras de Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica, Cric, maestros, estudiantes y mujeres por la paz, para nombrar apenas algunos de los más notorios.


Un anuncio de pedagogía política subalterna

El próximo 16 de noviembre, en la deliberación del XIII Seminario Internacional Antonio Gramsci, 2007-2017, estaremos descifrando con más rigor y datos necesarios esta incógnita. A través de una interlocución plural, en la que esperamos estén presentes representantes de los bloques de la paz y de la guerra.


El objeto es de darle solución de continuidad a los tres días de deliberaciones académicas y políticas: reforma, contrarreforma y revolución democrática. Se trata, de nuestra parte, de barajar la hipótesis de la democracia subalterna y el desmonte definitivo del régimen parapresidencial construido en las postrimerías del siglo pasado.